No solo cine

Consejos para el cambio de la bomba de agua

El cambio de la bomba de agua es algo muy importante en tu coche, para que el sistema de refrigeración pueda funcionar correctamente. Este lo puedes hacer en un taller mecanicoespecializado, para que quede perfectamente hecho, y que tu coche funcione de manera correcta por mucho tiempo.

Sin embargo, debes tener en cuenta que esta reparación también la puedes hacer por tu cuenta en todo momento. Por esto te he preparado este post, con algunos consejos que te serán de gran utilidad a la hora de hacer el cambio de la bomba de agua.

¿Cómo se hace el cambio de la bomba de agua?

Esta es una reparación que puedes encontrar en muchos talleres en un coste de 300 euros, o incluso un poco más bajo. Sin embargo, el coste dependerá del modelo de tu coche y de la mano de obra que requiera lo que puede hacer que llegue hasta los 1000 euros.

Sin embargo, haciendo la reparación por tu cuenta te puede salir por un coste de 60 a 160 euros, especialmente si compras un repuesto de segunda mano. En todo caso, es indispensable que sigas este procedimiento para hacer el cambio de forma adecuada:

Quitando la bomba vieja

Es muy importante que el coche esté bien frío en todo momento, y que esté elevado para que puedas drenar fácilmente el líquido refrigerante. Asegúrate de comenzar por el drenaje del líquido antes de quitar cualquier manguera para evitar que tengas líquido por todas partes.

Cuando termines el drenaje del líquido, debes proceder a quitar las mangueras que están conectadas a la bomba de agua. A continuación, afloja los tornillos de fijación y retira la bomba del motor, asegurándote de dejar la zona completamente limpia y libre de cualquier residuo.

Coloca la bomba nueva

Es momento de comparar la bomba que compraste con la que acabas de quitar, y cuando estés seguro de que coincide debes proceder a la instalación. Recuerda colocar todas las mangueras que desconectaste y aprieta firmemente los tornillos de fijación para asegurarte de no dejar ninguna fuga.

Rellena el sistema con líquido refrigerante, y procede a encender el coche para un purgado del sistema y que así se pueda sacar el aire. Apaga el coche, rellena el faltante de líquido refrigerante que pueda existir, y deja el coche apagado durante las próximas 4 horas antes de que lo vuelvas a utilizar, y ya quedará como nuevo.

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén